bombeo solarQué es el cambio climático

“El cambio climático tiene el potencial de ocasionar efectos devastadores sobre la gente en todo el planeta y debemos hacer algo al respecto. Necesitamos movilizarnos a nivel internacional”, este discurso pertenece al ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Fue una de las grandes voces que intentó ponernos en alerta ante la importancia de lo que se conoce como Cambio Climático; también existen voces que lo cuestionan, aunque estas, cada vez tienen menos argumentos razonables frente a la gran mayoría de la comunidad científica que lo reconoce sin ninguna duda. Queremos dedicar este artículo a que conozcas un poco más de este fenómeno y puedas sacar tus propias conclusiones.

Evidencias científicas sobre el cambio climático

Según definición de las Naciones Unidas, se conoce como cambio climático a la variación global del clima en el planeta. Esta variación es producida por factores naturales y por otros que dependen directa o indirectamente de la acción de los seres humanos. Se trata de cambios en la temperatura ambiental, en la cantidad, frecuencia y virulencia de las precipitaciones, en la nubosidad, … El efecto que provoca en mayor medida el cambio climático se conoce como gases de efecto invernadero o calentamiento global. Está causado por la subida de temperatura como resultado de la concentración de gases en la atmósfera, especialmente de dióxido de carbono. Una de las evidencias que demuestran que esto es algo real, la estamos viviendo en la actualidad. Durante el periodo de confinamiento global que estamos viviendo por la pandemia provocada por el Covid-19, el descenso de la actividad humana en el planeta está significando una clara bajada en la cantidad de gases acumulados en la atmósfera.

¿Cómo nos afecta el cambio climático?

Estas son las principales consecuencias de la emergencia climática en la que vivimos:

  1. Deshielo de los glaciares. La principal consecuencia de ello será la subida del nivel del mar y la pérdida a favor de éste de muchos territorios e islas, muchas de ellas habitadas por seres humanos.
  2. Aumento de la temperatura. Cada año los veranos son más calurosos y los inviernos menos fríos; esto provoca una progresiva transformación de la biodiversidad, un ejemplo de ello es la progresiva desaparición de los arrecifes de coral y de actividades como la agricultura y la ganadería, llevándonos a pasos agigantados hacia la desertización de muchos lugares.
  3. Aumento de la contaminación. La acumulación de los gases que antes citamos en la atmósfera aumenta el riesgo en las personas de padecer enfermedades cardiovasculares, respiratorias o cancerígenas.
  4. Incremento de las catástrofes naturales. Evidencias científicas sobre el cambio climático demuestran que está estrechamente relacionado con el aumento de la frecuencia y la agresividad de ciertos fenómenos naturales como inundaciones, incendios y el deshielo, anteriormente citado.

¿Cómo se puede combatir el cambio climático?

El cambio climático es una realidad y la situación actual y la mejora en las condiciones de contaminación ambiental, son el ejemplo más claro de la influencia de la actividad humana en la naturaleza. El feroz desarrollo económico global en el que vivimos es un acelerador de estos efectos. Un sistema muy difícil de cambiar; sin embargo, sí que está en las manos del ser humano luchar contra el cambio climático y desarrollar, con la ayuda de la innovación y la tecnología, nuevas fórmulas, nuevas industrias y nuevas formas de conseguir y transformar la energía que mueve el mundo y conseguir reducir las emisiones de gases nocivos a la atmósfera y frenar el cambio climático. En las llamadas energías renovables, está la gran esperanza para frenar y minimizar los efectos provocados por el cambio climático. Una de las que está más desarrollada y al alcance de todos, es la energía solar.

Llamamos energía solar a aquella procedente de la radiación del sol que llega al planeta en forma de luz, calor y rayos ultravioleta. A partir de ahí, se transforma en energía térmica y eléctrica; se trata de una fuente de energía limpia, renovable e ilimitada. La forma en la que se realiza este proceso ha llegado a un gran desarrollo e innovación. Queremos mostraros algunas de las técnicas y sectores que se ocupan de ello:

  • Servicios de bombeo solar. Esta forma de transformación de la energía solar se caracteriza por hacer funcionar una bomba de agua. Y lo hace únicamente en las horas de sol, lo que evita la necesidad de utilizar baterías para este fin. Lógicamente consigue abaratar mucho el proceso y aumenta notablemente la vida de uso de la mayoría de los componentes.
  • Instalaciones fotovoltaicas. La utilización de placas fotovoltaicas para recibir la energía solar y transformarla en energía térmica y eléctrica está cada día más extendido y evolucionado, tanto en las viviendas como en las empresas. Aprovechando la luz solar en cualquier lugar del exterior; lo hace de una manera limpia, ecológica e ilimitada.

Desde Anbelo Solar, esperamos que este artículo te haya servido para conocer de una forma clara y sencilla las evidencias científicas sobre el cambio climático y las consecuencias que ha traído, trae y nos traerá a los seres humanos si no le ponemos freno de una forma eficaz. Te invitamos a que nos conozcas un poco más como empresa especializada en la construcción, gestión, mantenimiento y distribución de sistemas relacionados con las energías renovables.