Huertos solaresPaneles solares, ¿cómo son?

La instalación de placas solares en casa o en cualquier negocio supone un cambio medioambiental, económico y social. Para valorar este tipo de instalaciones solares antes hay que tener claras cuestiones cómo el funcionamiento de las células fotovoltaicas, su rendimiento o el mantenimiento de estas, a continuación vamos a buscar la solución a este tipo de preguntas.

¿Qué son los paneles fotovoltaicos o solares?

Estos módulos solares son dispositivos que se encargan de aprovechar la energía del sol, una de las energías renovables más importantes que conocemos, para generar energía eléctrica, calor o electricidad. Los paneles fotovoltaicos son los encargados de generar electricidad a partir de la radiación del sol que incide sobre las células solares del panel.

La importancia de las células solares

Para entender el funcionamiento de estos paneles solares fotovoltaicos hay que detenernos en un concepto: las células fotovoltaicas. Los paneles solares están formados por miles de células fotovoltaicas, que se encargan de convertir la radiación solar en electricidad.

 

Fotovoltaica: significa que convierte la luz solar en electricidad. 

 

Estas células están fabricadas con arseniuro de galio (GaAs) y con silicio (Si), ambos utilizados en la industria de dispositivos electrónicos. Cuando estos materiales son expuestos a la luz del sol, las células reaccionan a la luz liberando electrones que se canalizan creando la electricidad.

Investigaciones recientes informan de que ya existen células solares ultraflinas y flexibles de tan solo 1,3 micras de grosor o lo que es lo mismo 1/100 de la anchura de un pelo de cabello humano. Estas son 20 veces más livianas que una hoja de papel. Células solares más ligeras y flexibles como estas podrían integrarse en la arquitectura, la tecnología aeroespacial o incluso en la electrónica de desgaste.

¿Cómo funcionan los paneles para generar electricidad?

En una instalación fotovoltaica la electricidad se genera gracias al efecto fotovoltaico. Dicho efecto genera cargas positivas y negativas en dos semiconductores cercanos de distinto tipo. Esto da como resultado un campo eléctrico que produce corriente eléctrica. Las partículas de luz golpean a los electrones libres de átomos generando un flujo de electricidad.

Cuando un fotón de luz del sol golpea uno de estos electrones libres, el campo eléctrico lo empujará fuera de la unión de silicio de las células. Otros componentes de las células, pues estas siempre suelen estar formadas por más de dos componentes, convierten estos electrones en energía utilizable. En este momento las placas fotovoltaicas conductoras de los lados de las células que forman el panel solar, recogen los electrones y los transfieren directamente a los cables.

Llegados a este punto, dichos electrones fluyen como cualquier otra fuente de energía.

Instalación de paneles solares

La producción de energías limpias a través de los módulos fotovoltaicos es una opción cada vez más demandada entre los usuarios particulares y negocios. Esto es así debido a la creciente conciencia ecológica de la sociedad. Las instalaciones de autoconsumo solar típicas para casas o negocios están formadas por 4 componentes que vemos a continuación.

 

Paneles solares

Como es obvio, el elemento principal de estas instalaciones son las placas solares. Estas son las encargadas, como hemos visto anteriormente, de recoger y convertir la energía solar en energía de red eléctrica.

 

Inversor

Este componente es el encargado de convertir la corriente continua en alterna, o lo que es lo mismo, la energía que reciben las placas solares en energía que se puede usar directamente en casa o en tu negocio. Para ello encontramos diferentes tipos de inversores solares:

  • Micro inversores: Estos inversores se instalan en cada una de las placas solares individuales. De este modo se maximiza la producción ya que cuando la sombra afecte a alguno de los paneles en cualquier momento del día, el resto no se verán afectados y por lo tanto la producción total tampoco.
  • Inversores string: Estos son los más utilizados ya que son los más económicos. Están pensados para viviendas que no se ven afectadas por las sombras. De este modo todos los paneles están conectados a un único inversor.
  • Optimizadores de potencia: Estos optimizadores son complementos de los inversores string y se colocan en cada uno de los paneles solares. Estos se encargan de alterar la salida de corriente del panel para hacerla más eficiente.

Equipo de medida

Este equipo de medida es el encargado de medir y contabilizar la energía eléctrica total que se produce. Este será el encargado de monitorizar la instalación y detallar el rendimiento.

 

Estructuras

Estos son los elementos que se encargan de fijar los paneles solares al tejado o al terreno (dependiendo de dónde los ubiquemos). De esta forma se pueden anclar las placas solares con la inclinación u orientación correspondiente para que el rendimiento sea el máximo posible.

Para ello es muy importante la realización de un estudio del sitio en el cual se va a colocar la instalación fotovoltaica. Estas estructuras pueden ser o fijas o conseguidores, estas últimas son las que se orientan según la posición del sol y que por lo tanto son las más adecuadas en instalaciones fijadas al suelo.

 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS

 

Ventajas de las instalaciones fotovoltaicas

Si todavía no te has convencido para comprar paneles solares para tu negocio u hogar, vamos a analizar las ventajas más destacables de la energía solar fotovoltaica.

  • Recursos ilimitados: al proceder de una fuente de energía renovable como es el sol, los recursos son ilimitados.
  • Producción de energías limpias: al ser su fuente el sol se produce un tipo de energía sin ningún tipo de residuo.
  • Cero emisiones, la producción de esta no genera ninguna emisión o lo que es lo mismo se produce una energía muy respetuosa con el medio ambiente.
  • Mantenimiento y costes de operación bajos. El coste va disminuyendo a medida que la tecnología va avanzando. Además el mantenimiento es muy sencillo.
  • Ciclo de vida amplio: Los módulos solares tienen un ciclo de vida de unos 25 años.
  • Integración total: Estos paneles no solo se pueden integrar en construcciones nuevas, sino que además pueden integrarse en construcciones antiguas o con varios años de vida.
  • Módulos de varios tamaños. Aunque existe una medida standard, esta no es única y pueden fabricarse módulos de todos los tamaños.
  • Transporte de material sencillo. Esta ventaja hace referencia sobre todo a la diferencia que existe con la energía eólica, cuyo transporte de material es complejo debido a su gran tamaño. En este caso el material utilizado es más manejable. ç
  • Tecnología silenciosa. Estos paneles pueden ser instalados en cualquier zona sin provocar molestia alguna.

Hasta aquí nuestro artículo dedicado a los paneles solares. Si quieres instalar placas fotovoltaicas en tu negocio, ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Nuestro equipo de expertos estudiará tu caso y creará un presupuesto adaptado a tus necesidades. En Anbelo Solar somos especialistas en la instalación y mantenimiento de sistemas solares fotovoltaicos para el autoconsumo a nivel industrial.